+34 976 372 139 info@electricidadjoven.com

ILUMINACIÓN AMBIENTAL

Iluminación Ambiental: Ambientes diferentes para quien busca algo diferente

Cuando hablamos de luz ambiental nos referimos  aquella capa de iluminación básica que se encarga de dar luz a  los espacios abiertos e incluso cerrados. Zonas como las paredes o incluso ciertas piezas principales como pueden ser los muebles.

Gracias a la iluminación ambiental podemos circular dentro de una sala, leer cualquier programa o simplemente descansar. Forma parte de la iluminación decorativa y arquitectónica de cualquier edificio, y a veces suele apagarse cuando se necesita otro tipo de luz más especial.

Hay tres tipos básicos de iluminación: Iluminación ambiental, iluminación de tarea y de acento.

Combinados en un mismo espacio, especialmente en salas multifunción, trabajan juntos para lograr un diseño de iluminación amplio y flexible.

Nos proporciona iluminación general con el objetivo de crear un nivel de iluminación uniforme. Al ser la primera capa de iluminación marca las pautas de un espacio. Por eso es generalmente suave o difusa y, a menudo, regulable para adaptarse a los diferentes usos durante el día y la noche.

En pasillos y escaleras, la iluminación ambiental es especialmente importante. También es útil en cocinas y oficinas en el hogar, donde instalaciones con amplios haces de luz proporcionan un nivel constante de iluminación

Hay varios tipos de iluminación ambiental:

  • Luces en techo o empotradas, que dirigen la luz hacia abajo
  • Apliques de pared y lámparas de pie.
  • Iluminación indirecta, como por ejemplo en cornisas, lámparas de pie y de suspensión, que reflejan la luz en paredes y techos

Aunque proporcione iluminación general, la luz ambiental no es la ideal para trabajar o destacar elementos específicos de un espacio. Esa función corresponde a los dos siguientes tipos de iluminación.

Esta iluminación, directa e intensa, es ideal para realizar tareas detalladas:

  • Lectura y la escritura en un escritorio,
  • Par un vestidor en frente del espejo.
  • Zona de cocina u obradores para preparar alimentos.

Esta luz va directa al área en que se realizan las tareas y es más brillante que la iluminación ambiental. Una eficaz iluminación de tarea no deslumbra y es lo suficientemente fuerte como para evitar la fatiga visual.

Un ejemplo de iluminación de tarea incluye:

  • Luces empotradas y en riel
  • Luces de suspensión
  • Luces en la parte inferior de los armarios
  • Lámparas de pie, escritorio y mesa
  • Luces de tocador en el baño

La iluminación de tarea es clave en la cocina, donde las luces colocadas en la parte inferior de los armarios o las de suspensión aumentan la visibilidad en encimeras y zonas de preparación de alimentos. Lámparas de mesa y de pie proporcionan una útil iluminación de tarea en salas de estar y dormitorios, y pueden reforzar el estilo de diseño deseado para ese espacio. Los apliques, las barras de luz y las luces de suspensión pueden ser utilizados en los baños para mejorar la visibilidad, especialmente cerca de los espejos.

 

Se utiliza para resaltar un objeto o un área específica. Normalmente, las luces de acento brillan el triple que las ambientales. La iluminación de acento llama la atención sobre elementos específicos, tales como obras de arte, detalles del mobiliario o elementos arquitectónicos, convirtiéndolos en puntos focales. Para este tipo de iluminación son preferibles accesorios ajustables, ya que permiten un enfoque de precisión en pequeñas áreas u objetos.

Luces de acento comunes incluyen:

  • Apliques de pared
  • Luces empotradas
  • Luces en riel
  • Luces para iluminar cuadros

La iluminación de acento difiere de los otros tipos de iluminación en cuanto su principal objetivo es estético y crea un punto de interés para el observador, añadiendo estilo y dramatismo a un espacio y resultando especialmente adecuada para zonas de estar y áreas ajardinadas, entradas o cualquier lugar cuyas características especiales queramos poner de relieve.

Las luces empotradas en el techo, las luces de riel o las luminarias de pared son muy eficaces en las zonas de estar o comunes, dado que pueden ser angulares y dirigidas para resaltar algo en concreto.